¿Qué es ADAS y cómo te puede ayudar?

¿Qué significa ADAS?

Hoy en día, debemos tener en cuenta muchos aspectos a la hora de elegir el coche que vamos a conducir. En general, tendemos a buscar una alternativa sostenible, cómoda, con una estética atractiva y que, por supuesto, nos garantice el mayor nivel de seguridad posible. En relación con este último aspecto, en los últimos años se han llevado a cabo grandes desarrollos que han permitido sentar las bases para disfrutar de una generación de vehículos más inteligentes, seguros y avanzados. Uno de los indudables protagonistas de esta revolución es el ADAS (sistema avanzado de ayuda a la conducción). El ADAS engloba toda una serie de tecnologías y funciones innovadoras diseñadas para prestar asistencia a los conductores, mejorar la seguridad del vehículo y ofrecer una experiencia de uso más satisfactoria. Desde el control de crucero adaptativo hasta el sistema de aviso de colisión o el asistente al aparcamiento automático, el término ADAS hace referencia a una amplia variedad de sistemas inteligentes que se combinan con el objetivo de incrementar la seguridad y la eficiencia de tus viajes. Para ello, tienen en cuenta factores como el estado del tráfico, las diferencias de altitud y el nivel de carga de la batería. Algunas de estas tecnologías pueden incluso ajustar aspectos de la configuración de la transmisión, como la carga del motor, el freno regenerativo y la distribución de la energía, para así maximizar la eficiencia energética.

Uno de los principales cometidos del sistema ADAS consiste en minimizar el riesgo de sufrir un accidente. Dicho de otra forma: conducirás con el apoyo de cámaras, sensores y sistemas de radar, que te ayudarán a controlar el entorno en todo momento para anticiparte a cualquier posible peligro. Los sistemas de aviso de choque, por ejemplo, se encargarán de medir la distancia entre el coche y los objetos que lo rodean para, cual fieles copilotos, avisarte si existe un riesgo de colisión. Esto mejorará notablemente tu tiempo de reacción y reducirá las probabilidades de sufrir un accidente. Algo parecido ocurre con los sistemas de advertencia de cambio de carril, que emplean cámaras o sensores para garantizar que el vehículo permanece dentro de los límites establecidos y te avisan si detectan algún desvío no intencionado.

Otra de las funciones importantes incluidas en el ADAS es el control de crucero adaptativo, que ayuda a mantener una velocidad constante y ajusta de forma automática la distancia con el vehículo de delante. Una vez más, el uso de tecnologías de radar y otros sensores contribuyen a conseguir una experiencia de conducción más eficiente, a evitar la fatiga durante la conducción y a mejorar el nivel de seguridad general.

Y por si esto fuera poco, el ADAS también te ayuda a aparcar. El asistente de aparcamiento automático emplea sensores y cámaras para ofrecer información clara en tiempo real y favorecer una maniobra impecable. Además, si lo tuyo no es estacionar en paralelo o en batería, el sistema de aparcamiento automático te lo pone realmente fácil.

Otra de las tecnologías presentes en el ADAS es la detección de ángulo muerto, que además de avisarte de la presencia de vehículos en el ángulo muerto, mejora la visibilidad durante la marcha atrás gracias a sus cámaras especialmente diseñadas para ello. De esta forma, se incrementa el nivel de seguridad y se reduce el riesgo de accidentes ocasionados por peligros que podrían pasar inadvertidos durante la conducción.

Actualmente, el sistema ADAS viene instalado de serie en muchos vehículos eléctricos, junto con otras características que contribuyen a mejorar la experiencia de conducción.

¿Cómo funciona el ADAS?

Esta mezcla de sensores, cámaras y radares te permitirá contar con otro par de ojos y orejas. El avanzado poder computacional del sistema ADAS te ayudará a mejorar el nivel de seguridad y comodidad durante tus trayectos. Todas las tecnologías incluidas en él se suman para ofrecer datos y analíticas en tiempo real que promueven la generación de respuestas proactivas ante los riesgos que puedan surgir en la carretera.

Los componentes clave del ADAS son los sensores. Las cámaras se emplean para ofrecer información virtual a sistemas como la advertencia de cambio de carril o el reconocimiento de señales de tráfico. De esta forma, permiten tener controlado el entorno en todo momento y detectan los límites del carril y las señalizaciones, así como a los peatones y otros vehículos cercanos. Una vez recibida esa información, el sistema ADAS la procesa a través de una serie de algoritmos para extraer únicamente los datos relevantes.

Además de las cámaras, el ADAS usa sensores de radar para medir la distancia entre el vehículo y los objetos que lo rodean, a fin de detectar tanto los obstáculos en movimiento como los estáticos. Estos dispositivos resultan especialmente efectivos en funciones como el control de crucero adaptativo, la detección de ángulo muerto y los sistemas de aviso de colisión, ya que calculan de forma precisa la ubicación y la velocidad de los elementos cercanos al coche.

El sistema ADAS avanzado ofrece tantas ventajas que el smart #1 no podía quedarse sin ellas, por lo que tendrás garantizada la seguridad y la calidad de la conducción en todos tus trayectos.

¿Qué tecnologías puede incluir el ADAS?

Lo mejor del sistema ADAS es que al conducir ni siquiera te darás cuenta de que está. Todas las funciones se ejecutan de forma silenciosa en segundo plano para ofrecer una experiencia de conducción tranquila y segura. A continuación, te ofrecemos una lista de los distintos nombres y las siglas (en inglés) de las tecnologías que suele incluir el ADAS.


Advertencia de colisión frontal (FCW)

Utiliza sensores, cámaras o radares para detectar y alertar de posibles colisiones con vehículos u objetos situados delante del coche.


Frenado autónomo de emergencia (AEB)

Se encarga de frenar de forma automática en situaciones de emergencia para evitar o mitigar una colisión.


Control de crucero adaptativo (ACC)

Usa sensores o radares para ajustar la velocidad de forma automática y mantener una distancia segura con el vehículo de delante.


Advertencia de cambio de carril (LDW)

Controla las líneas que delimitan el carril y lanza un aviso si detecta un desvío no intencionado.


Asistente de mantenimiento de carril (LKA)

Ayuda a que el coche permanezca dentro del carril mediante indicaciones suaves en el volante.


Detección de ángulo muerto (BSD)

Emplea sensores o radares para detectar la presencia de vehículos en el ángulo muerto del coche y avisar si el cambio de carril resulta poco seguro.


Alerta de tráfico cruzado (RCTA)

Avisa de la proximidad de vehículos o peatones al dar marcha atrás en un aparcamiento o en la calzada.


Sistema de estacionamiento asistido

Esta función incluye elementos como sensores de aparcamiento, cámaras y sistemas de aparcamiento automático, que sirven de ayuda al maniobrar.


Reconocimiento de señales de tráfico (TSR)

Emplea cámaras o sensores para detectar y mostrar señales de tráfico, incluidas las de limitación de la velocidad, stop y prohibido el paso.


Detector de fatiga

Controla la posición de los ojos y alerta durante la conducción si advierte cualquier signo de cansancio o falta de atención.


Control automático de luces de carretera

Cambia entre luces largas y cortas en función de la ubicación de los vehículos que rodean el coche.


Detección de peatones

Utiliza sensores, cámaras o radares para detectar la presencia de peatones cerca del coche y alertar a la persona al volante, o para activar el sistema de frenado y evitar así que se produzca una colisión.


Asistente para viento lateral

En caso de que existan fuertes rachas de viento, ayuda a estabilizar el coche a través del frenado selectivo o el ajuste del volante.


Aviso de velocidad en curva

Analiza la velocidad del vehículo y la curvatura de la carretera para avisar cuando se vaya a tomar una curva demasiado rápido.


Mantenimiento de emergencia en carril

Ajusta la posición del volante para devolver el coche al carril en caso de que detecte un desvío y la persona al volante no responda a las advertencias.


Asistente en atascos

Combina el control de crucero adaptativo y el asistente de mantenimiento de carril para ofrecer una conducción semiautónoma en condiciones de tráfico elevado.


Asistente de cruce

Proporciona avisos o asistencia ante la proximidad de un cruce para evitar que se produzcan colisiones con otros vehículos.


Cámara de 360º

Utiliza múltiples cámaras para ofrecer una vista aérea de las inmediaciones del coche y ayudar en las maniobras de aparcamiento.


Asistente de velocidad inteligente (ISA)

Emplea datos del GPS o la función de reconocimiento de señales para ajustar la velocidad de forma que no se sobrepasen los límites.


Conectividad y comunicación

Se integra con fuentes y redes externas para obtener información en tiempo real sobre el tráfico y actualizaciones remotas entre otras funcionalidades.

Emprende el camino hacia un futuro más conectado

La tecnología ADAS en los coches smart representa un gran avance. La integración de inteligencia artificial y algoritmos de aprendizaje automático permite ampliar aún más las capacidades de este sistema. Así, el coche puede reaccionar ante situaciones de conducción complejas, predecir la aparición de posibles riesgos y tomar decisiones proactivas para ofrecer una experiencia de conducción más segura y eficiente.

Los sistemas inteligentes como el ADAS están pensados para garantizar la seguridad, la comodidad, la conectividad en todo tipo de situaciones de tráfico. En resumen, podríamos decir que estas tecnologías están cambiando nuestra forma de conducir. La integración del sistema ADAS seguirá representando un punto fundamental dentro del desarrollo tecnológico de smart, ya que nuestro objetivo es crear un futuro seguro, eficiente y conectado. Ahora solo te queda elegir una de las múltiples opciones que tenemos para ti. Descubre qué línea del smart #1 se adapta mejor a tus necesidades y estilo de vida.

  • Todas las imágenes e ilustraciones son solo a efectos informativos. Por motivos de producción, es posible que aparezcan diferencias de color en el vehículo o en el equipamiento que se ha pedido. Esto significa que no se pueden descartar desviaciones en la presentación, especialmente de los colores exteriores e interiores. Los extras opcionales y equipamientos especiales que se muestran en las imágenes no forman parte automáticamente de la oferta. Los smart #3 Pro y Pro+ no incluyen cristales tintados.

  • 4

    Estas cifras se han determinado de acuerdo con el Procedimiento Armonizado Mundial de Ensayo de Vehículos Ligeros (WLTP). Las cifras de consumo de combustible indicadas en el WLTP se obtienen en condiciones de ensayo específicas y pueden no alcanzarse en condiciones de conducción reales. Las cifras no se refieren a un vehículo concreto y no constituyen una condición de nuestra oferta, sino que solo sirven para comparar modelos de vehículos de características similares. Estas cifras varían en función del equipamiento opcional seleccionado. Las emisiones de CO² indicadas se refieren solo al funcionamiento del vehículo. Las emisiones de CO² generadas o evitadas durante la fabricación y el suministro del vehículo, así como el tipo de fuente de energía, no se tienen en cuenta en el cálculo de las cifras según el WLTP. Los rangos determinados según el WLTP también incluyen el alcance de medición logrado a través de la recuperación (recuperación de energía durante el frenado). El estilo de conducción individual y el comportamiento al volante, la velocidad, los patrones de aceleración, la temperatura exterior, la topografía y el uso de vehículos eléctricos influyen en la autonomía real y pueden reducirla o incluso aumentarla en determinadas circunstancias. Esto significa que, dependiendo de las condiciones de conducción, las cifras indicadas y las reales pueden diferir.

  • 6

    El tiempo de carga de la batería puede variar en función de diversas condiciones, como las diferentes temperaturas ambiente y de la batería, la potencia disponible y otras restricciones (por ejemplo, normativas locales, normas técnicas, límites de carga desequilibrada), así como el uso de la función de control remoto (por ejemplo, aire acondicionado controlado a distancia, precalentamiento del vehículo, etc.). Con un suministro eléctrico de 3 fases Usted puede cargar hasta 22kW y pasar del 10% al 80% SOC (estado de carga) en solo 3 horas en condiciones óptimas (excepto con el smart #1 Pro y smart #3 Pro, que sólo está disponible con 7,4 kW un cargador monofásico de a bordo que técnicamente permite una potencia de carga máxima de 7,4 kW y requiere 5,5 horas para hacerlo). Con una estación de corriente continua (CC) de carga rápida, Usted puede incluso cargar hasta a 150 kW (smart #1 Pro y smart #3 Pro: 130 kW) y pasar del 10% al 80% SOC en 30 minutos en condiciones óptimas.

  • 7

    Para cargar con adaptadores de corriente alterna, smart recomienda cargar la batería de alto voltaje en enchufes industriales, en estaciones de carga públicas o en un <i>wallbox</i> (smart charge@home). Esto da como resultado una mayor eficiencia y un tiempo de carga significativamente más corto en comparación con la carga en un enchufe doméstico, además de aumentar la vida útil de la batería.

  • 8

    La potencia de aceleración disponible en los coches eléctricos que funcionan con baterías depende de varios factores, como la duración del rendimiento exigido, así como del voltaje y la temperatura de la batería. La potencia máxima para los valores de aceleración especificados puede alcanzarse repetidamente, pero no muchas veces seguidas debido a las condiciones físicas de base.

  • 11

    smart ofrece la comodidad de la función de control remoto a través de teléfonos móviles para todos los modelos de vehículos. Todas las ofertas incluyen funciones básicas estandarizadas. Las funciones Extended Connected (“conexión extendida”) solo están disponibles bajo petición y con un coste adicional. Todas las funciones de conectividad premium requieren una suscripción de pago, incluido un módulo de conectividad ampliado.

    La compatibilidad actual de la aplicación de teléfono móvil Hello smart para sistemas operativos iOS/ Android se puede encontrar en la descripción de la aplicación Hola smart en la tienda de aplicaciones respectiva. Para estar operativo, se requiere inscripción previa en id.smart.com.

    Los términos de uso smart y las condiciones de licencia se aplican a todos los servicios remotos.

  • C

    Toda la interfaz del vehículo y de la aplicación y todos los dispositivos y funciones que se muestran en este video aún están en proceso de desarrollo. El contenido de este video es provisional y con el único propósito de exhibir diseño y estilo. Las funciones y el contenido reales estarán sujetos a los modelos que eventualmente salgan al mercado.

Al hacer clic en “Aceptar todas las cookies”, usted acepta que las cookies se guarden en su dispositivo para mejorar la navegación del sitio, analizar el uso del mismo, y colaborar con nuestros estudios para marketing. Declaración de Privacidad Notas legales